Hormiga Faraona

Fabricantes

Hormiga Faraona
Tamaño: 1.58 mm 
Color: Café
Hábitat: Variado
Origen: Se cree que provienen de África 

Control de las Hormigas Faraonas

Las hormigas faraonas reciben su nombre por la falsa creencia de que fueron una de las plagas de Egipto en la época de los faraones. Se creen nativas del continente africano, sin embargo esto no ha sido comprobado, lo cual no si...

Tamaño: 1.58 mm 
Color: Café
Hábitat: Variado
Origen: Se cree que provienen de África 

Control de las Hormigas Faraonas

Las hormigas faraonas reciben su nombre por la falsa creencia de que fueron una de las plagas de Egipto en la época de los faraones. Se creen nativas del continente africano, sin embargo esto no ha sido comprobado, lo cual no significa que su existencia se limita a la región africana. Las hormigas faraonas se encuentran en todo el mundo incluyendo a México.

Identificación de las Hormigas Faraonas

Las hormigas faraonas obreras son muy pequeñas y monomorfas, lo cual significa que todas tienen el mismo tamaño y forma. Miden aproximadamente 1.5-2.0 mm de largo. Las hormigas faraonas son de un color entre amarillento pálido y rojizo con una sombra en la parte trasera de su abdomen. Las hormigas reina miden cerca de 4mm de largo y son de un color más oscuro que el de las obreras. Es posible que tengan alas. Los machos faraones miden 2mm de largo, son negros y tienen alas.  Los machos tienen las antenas derechas. Las hembras, incluyendo a la reina, tienen alas en los hombros.

Nidos de Hormigas Faraonas

El tamaño de las colonias faraonas varía. Algunos nidos pueden ser tan pequeños que sólo cuentan con 100 obreras y sólo una o dos reinas. Otros nidos pueden ser tan grandes que contienen cientos de miles de obreras y varios cientos de hembras reproduciéndose. Sin importar el tamaño, las hormigas faraonas prefieren los climas húmedos y calientes. Aunque pueden anidarse donde sea, se anidarán con mayor frecuencia en  lugares húmedos y cálidos o cerca de fuentes de agua y comida confiables que se encuentran en las paredes huecas, en muebles, bajo pisos, placa base, etc. Dejan rastros visibles que van de las fuentes de comida y agua al nido. Utilizan con frecuencia los cables eléctricos, telefónicos, las líneas de plomería y otras líneas de servicios para entrar a los edificios. También pueden entrar a través de grietas y hendiduras que les permita ingresa al edificio. En las regiones del norte, ya que las hormigas faraonas prefieren el clima cálido, es más común encontrarlas en el interior; Sin embargo en las regiones del sur las hormigas faraonas son capaces de sobrevivir en el exterior. En el exterior las hormigas faraonas se anidaran en áreas donde se junten los escombros y entrarán a los edificios en busca de comida. Pueden entrar a los edificios a través de ventanas viejas y defectuosas y/o a través de orificios del drenaje.

Cómo Librarse de las hormigas Faraonas

La exterminación de las hormigas faraonas será más efectiva cuando la persona encargada de matarlas entienda la biología de estas hormigas antes de empezar cualquier tratamiento. También se debe planear una estrategia correcta para saber que tipo de cebo es el correcto para cada situación en especifico. El deshacerse de las hormigas faraonas parece ser una tarea difícil , pero no hay infestación que no se pueda erradicar.

Antes de usar cualquier pesticida o productos para matar hormigas faraonas, se debe saber que el uso de insecticidas típicos en liquido o polvo tendrán, normalmente, un efecto negativo y no se desharán de la infestación. De hecho puede que empeoren la situación ya que los insecticidas típicos pueden causar que la colonia brote más o que se divida en varias colonias. Al inicio, después de la primera aplicación del tratamiento liquido, habrá una falsa solución que dura diez días. Este es el lapso de tiempo en el que las hormigas faraonas se reubican, reconstruyen y se reorganizan. Una vez que se han establecido en una nueva área para anidar, volverán a sus rutinas normales y reaparecerán. Este ciclo puede repetirse muchas veces. Para un control completo de hormigas faraonas, es crucial realizar una inspección inicial para encontrar el nido. Las ubicaciones más comunes suelen ser en fuentes de humedad como lavabos, macetas de plantas, etc. Y también áreas cerca de fuentes de comida como botes de basura, marcos de ventanas, microondas, estufas, comida de mascotas, etc. En el exterior las áreas de infestación suelen ser techos planos que se encuentran bajo la sombra.

Los cebos para hormigas son el tratamiento más efectivo y el único método que funciona contra las hormigas faraonas. Los cebos deben ser usados en los rastros que dejan las hormigas cuando buscan comida y en todas las áreas en las que pueda haber hormigas. Deberá usarse una estación de cebo por rastro de hormiga. Las estaciones de hormigas deben ubicarse cerca de las fuentes de comida y agua y de los sitios en los que anidan. En el exterior los cebos deben ubicarse en todas las áreas que las hormigas usen, esto incluye el techo, los cimientos e incluso en cercas que usan como medio de transporte. Es importante que las estaciones de cebo no sean aerosoles y que no puedan ser alteradas de alguna manera. Evite limpiar cerca o sobre los cebos. Las hormigas faraonas dejaran rastros de fermonas que lo guiaran a sus fuentes de comida. El limpiar estas áreas causara que los rastros naturales se vean afectados y forzaran a las hormigas a buscar otra fuente de alimentos.


Leer Más
Mostrando 1 - 8 de 8 productos